Make your own free website on Tripod.com
Ir a Principal

   N O T A   

 Nota facilitada por: Rocío




 

IRLANDA, UN EJEMPLO DE
COOPERACIÓN E INTEGRACIÓN

El ombligo de Venus
Edith González Fuentes
17 de mayo de 2007

Ya que estamos de viaje, abordemos el avión con rumbo a Irlanda, isla formada por unos 150 reinos conocidos con el nombre de Tuatha al momento del arribo de los primeros celtas, por el año 1600 aC.

San Patricio (389-461), arzobispo inglés, fue el misionero que convirtió a la población al cristianismo y fundó escuelas monacales, introduciendo la escritura, con lo cual los irlandeses registraron su historia por escrito.

Con el nombre de Acta de Unión, Irlanda se incorporó al Reino Unido el 1 de enero de 1801. La respuesta fue que durante el siglo XIX la mayoría de la población deseara la independencia —excepto en el noreste protestante—, situación que provocó que se organizara un fuerte movimiento nacionalista. Esto, en parte, explica divisiones y los problemas y reacciones violentas acontecidos en la isla, de todos conocidos a través de los medios de comunicación y que por fortuna se están superando por métodos pacíficos y democráticos de convivencia social. Para ejemplo, nos bastaría ver el cine irlandés moderno que retrata los años 60 y 70, sobre la crueldad del enfrentamiento entre protestantes y católicos, o sobre las más de 10 mil víctimas de abusos entre 1940 y 1990. Con decirles que apenas en 1995, en un ajustado referéndum (por 50% a 49% de los votos) se aprobó el divorcio a parejas separadas por más de cuatro años.

A partir de 1980 se iniciaron pláticas entre los gobiernos irlandés y británico que culminaron con los acuerdos de 1985 a fin de que el gobierno de Dublín ejerciera responsabilidades y atribuciones de administración pública en Irlanda del Norte. El gran acierto de esos acuerdos fue que se garantizaba que no se podrían realizar modificaciones constitucionales sin la autorización previa de los ciudadanos de Irlanda del Norte.

Mención especial merece el hecho de que Mary Robinson, defensora de los derechos de las mujeres, homosexuales y del reconocimiento sin distinción de lo que antes se conocía con el nombre de hijos ilegítimos, fue la primera mujer en llegar a la presidencia de la República. Es la misma que se responsabilizó de la protección y difusión de los derechos humanos por parte de la ONU. Durante dos siglos, Irlanda fue uno de los países más pobres de Europa; el deterioro económico se mostró en una masiva emigración que redujo en un séptimo la población irlandesa en los años 50. Es más, en los 60 y 70 el desarrollo económico de México era muy superior, la situación se revirtió a partir de la década de los 90 pues Irlanda logró un despegue económico realmente importante. Las abuelitas comentaban que las comparaciones son odiosas; al contrario, creo que sirven de punto de referencia para saber dónde estamos ubicados, no para imitar soluciones, sino para enriquecer nuestras acciones.

La Comunidad Económica Europea recibió en su seno a la República de Irlanda allá por el año de 1973. Pese a que desde esa fecha y hasta 1986 se caracterizó por ser un periodo de políticas keynesianas que terminaron en una profunda crisis fiscal, me parece que ingresar a la Comunidad resultó clave para el éxito que tuvieron a mediano plazo. Los europeos aprendieron las lecciones del siglo XX, enmarcadas por dos guerras mundiales y por la guerra fría. Tienen la sabiduría de impulsar la cooperación, la integración; los ejemplos de España, Portugal, Grecia y de la misma Irlanda hablan por sí mismos.

En 1987, el PIB per cápita de Irlanda era sólo el 63% del de los habitantes de Inglaterra.

De 1990 a 95 éste se incrementó en promedio 5.14% por año y de 1996 a 2000, alcanzó el 9.66%.

Un contrato de “acuerdo social” entre el gobierno, federaciones de empresarios y sindicatos a partir de 1987 y que han sido renovados continuamente, ayudó al éxito económico. Así, abandonar los modelos neoclásicos (ignoraron el Consenso de Washington) y utilizar el marco institucional en la forma creadora permitieron el crecimiento económico con oportunidades de empleo (ahora se importa mano de obra) y de atracción de empresas de desarrollo industrial, incluyendo un gran número de alta tecnología y compañías manufactureras que se beneficiaron por estar cerca unas de otras. Han invertido en su juventud, en educación. Además, en este lapso, Irlanda alcanzó y rebasó los niveles de vida del resto de Europa.

El PLIS propone estudiar con profundidad la diferencia entre un tratado de libre comercio entre desiguales y uno de integración entre desiguales. Es una dimensión a tomar en cuenta para entender la realidad de México y abandonar los parches por un proyecto coherente que mire a futuro y disminuya la actual polarización económica entre la población que impide la práctica de la democracia. Los actores políticos que están inmersos en el proceso de reforma del Estado tienen la palabra.

Un breve parpadeo: Luis Tomás Cervantes Cabeza de Vaca, líder del movimiento estudiantil de 1968, preso político —por ello—, durante cuatro años, militante con Heberto Castillo en el Partido Mexicano de los Trabajadores, político de convicciones, libra una tenaz lucha por su vida; estoy segura de que superará este difícil momento.

Un brevísimo parpadeo: desde el 10 de junio de 1971 se investiga quiénes fueron los responsables de la represión a estudiantes. En menos de 24 horas se supo que el asesinato de los escoltas de Peña Nieto fue una equivocación, ¿por qué la diferencia?

El Universal (17 de Mayo de 2007)
    H O M E P A G E