Make your own free website on Tripod.com
Ir a Principal

   N O T A   

 Nota facilitada por: Rocío




 

ELVIA CARRILLO PUERTO,
UNA DEFENSORA DE LAS MUJERES

El ombligo de Venus
Edith González Fuentes
08 de Noviembre de 2007

“Y con optimista estupor nos dimos cuenta de insospechadas verdades. Existía México como país, con capacidades, con aspiraciones, con vida, con problemas… No era nada más una transitoria o permanente radicación geográfica del cuerpo estando el espíritu domiciliado en el exterior.

Y los indios y los mestizos y los criollos, realidades vivas, hombres con todos los atributos humanos… Existían México y los mexicanos”, Manuel Gómez Morín (1915).

El control de la natalidad, el derecho al aborto, la sexualidad femenina, el amor libre, el divorcio, el doble estándar de moralidad, la prevención contra las enfermedades venéreas y la prostitución eran los temas de La Siempreviva.

No se confunda el lector, no es referencia a alguna mujer, se trata en cambio del órgano informativo de la organización feminista creada por Rita Cetina Gutiérrez (1846-1908), bautizada con el mismo nombre que la revista.

Rita fundó la primera secundaria y la primera normal de mujeres en Mérida. Esta trascendente mujer, solidaria, creadora, innovadora, pasó de la queja, del lamento, a la acción positiva, y si hoy día no es pera en dulce tocar esos temas y fundar escuelas para mujeres, en aquel momento fue un total atrevimiento, más en una ciudad de tan difícil acceso. Los historiadores nos deben más acerca de su obra pionera.

Elvia Carrillo Puerto conoció muchas de las ideas de Rita Cetina gracias a la influencia de una maestra que tuvo en la niñez. Elvia además absorbió muchas de las ideas de su hermano, el revolucionario de tendencia socialista Felipe Carrillo Puerto.

Esto marcó a la inteligente e inquieta mujer de extraordinaria visión, quien dedicó su vida a luchar por nuestros derechos, sobre todo de las indígenas, las campesinas mayas y las obreras. Llegó a ser diputada en el estado de Yucatán.

En vida, los presidentes Lázaro Cárdenas y Ruiz Cortines la homenajearon con la medalla de la Legión de Honor Mexicana.

Imagino los agrios comentarios de la señora Carrillo Puerto para la actual gobernadora de su estado, al enterarse de que ninguna mujer ocupa un cargo de primer nivel en la actual administración.

Elvia le fue presentada a Salvador Alvarado, gobernador y comandante militar de Yucatán, en 1915. Alvarado, socialista (en el país así se le nombraba al que buscaba justicia social), pensaba que las mujeres tenían dos áreas para su desarrollo; el trabajo y la familia.

Consideraba que ellas debían saber acerca de su sexualidad, además de contar con un oficio para ganarse el pan. Las incorporó a la administración del Estado, dictó normas para el servicio doméstico, en contra de la prostitución y para que las mujeres pudieran abandonar el hogar paterno a partir de los 21 años de edad, igual que los hombres.

No mucho después de ese encuentro, Alvarado anunció el Primer Congreso Feminista de Yucatán, que se llevó a cabo en enero de 1916, en Mérida. Fue el segundo en su género en América Latina.

Se tiene noticia de otro congreso feminista en Tabasco, organizado ese mismo año por el gobernador Francisco Mújica, aunque no hay memoria de ese evento.

El 28 de octubre de 1915, apareció la convocatoria:

“… a todas las mujeres honradas de Yucatán, que posean cuando menos los conocimientos primarios, a un congreso para tratar los temas que siguen:

1) Medios sociales para manumitir a la mujer del yugo de las tradiciones,

2) Papel de la escuela primaria,

3) Artes y ocupaciones que ha de proveerles el Estado,

4) Funciones públicas que puede y debe desempeñar,

… a fin de que no sea solamente elemento dirigido sino también dirigente de la sociedad”.

Excepcional, con una claridad digna del futuro es esta parte de las conclusiones del congreso: “Deben abrirse a la mujer las puertas de todos los campos de acción que el hombre libra a diario en la lucha por la vida”.

Se planteó que ellas tuvieran más derechos para desarrollar su potencial, fomentar la educación laica y evitar la religión a menores de 18 años, inculcar principios de moralidad y fomentar espectáculos de tendencia socialista.

También se dijo que tuvieran un oficio para “que el hombre encuentre siempre en la mujer un ser igual a él”.

En entregas posteriores platicaremos de Hermila Galindo, Refugio García y Consuelo Zavala, entre otras figuras del congreso, sin olvidar repasar parte de importantes ponencias y discusiones, pues en el congreso convivieron dos grandes tendencias; por un lado, maestras y algunas políticas con ideas tendientes al cambio, y la otra, liderada por mujeres con educación tradicional.

Tabasco y Chiapas, estados del país con numerosos y variados recursos naturales, con gente que pone el corazón en lo que realiza, que trabaja con esfuerzo, tiene que agregar a la miseria económica de la mayoría de sus habitantes, la desintegración familiar y el extravío de la cultura que les da identidad debido a las recientes desgracias de todos conocidas.

Hace no mucho tiempo —cuando Madrazo recién había concluido su mandato en Tabasco— fui testigo de una animada conversación entre dos lugareños.

Uno elogiaba los resultados de esa administración y el otro le comentaba que la destrucción del entorno ecológico de Villahermosa para beneficiar negocios inmobiliarios iba a costar mucho en desgracias materiales y humanas, ya que se dejaba a la ciudad sin su protección natural.

Éste último tuvo la razón. Nadie duda que algunas de las eventualidades físicas del entorno se conviertan, se haga lo que se haga, en catástrofes para el hombre, es parte de la existencia.

Pero intentar tapar el sol con un dedo y negar que la acción humana en pro del progreso, la corrupción, la falta de previsión, el abuso del poder, los oídos sordos para las voces que alertan, la cobardía, la desigual distribución del ingreso, los negocios ilegales y al amparo del poder, tienen que ver mucho con lo que padecen hoy los tabasqueños y chiapanecos, es una burla más, una completa irresponsabilidad.

El PLIS comenzaría pidiendo una explicación pública para saber dónde quedaron los 2 mil 60 millones que se asignaron a Tabasco vía el Proyecto Integral de Control de Inundaciones (creado en 2003), con los cuales se pretendía un control y el rescate de tierras para su aprovechamiento.

También que se dé a conocer el destino de los cuantiosos recursos económicos que supuestamente donó Pemex a esa entidad. Tenemos mucho que aclarar, mientras cientos de miles de mexicanos sufren y millones nos solidarizamos con ellos.

Un breve parpadeo: el INEGI proporciona unos datos sobre el desempleo, el IMSS otros y el Ejecutivo Federal tiene los suyos, ¿quién miente? ¿quién maquilla cifras?

Mientras las personas que se dedican al comercio informal y a chambitas incrementan en número y la emigración de compatriotas está en el mismo caso.

El Universal (08 de Noviembre de 2007)
    H O M E P A G E