Make your own free website on Tripod.com
Ir a Principal

   N O T A   

 Nota facilitada por: Jessy




 

DEJAN FUERA EL TALENTO OLÍMPICO

El ombligo de Venus
Edith González Fuentes
24 de Abril de 2008

En la entrega anterior hablábamos de la esgrimista Pilar Roldán

Ella fue impedida de competir en los juegos olímpicos de Tokio 1964.

En lo general, se decidió que a esta olimpiada fuese una numerosa delegación puesto que se había logrado que México organizara los juegos en 1968.

Después de ganar el selectivo nacional, le dijeron a Pilar que estaría en Tokio. Pero he aquí una sólida costumbre mexicana: una semana antes de partir, le avisaron que no iría.

Pilar buscó a Clark Flores, presidente del Comité Olímpico Mexicano, para que le diera una explicación. Lo único que le dijo fue: “Es que no tienes calidad”. Un burócrata dejó fuera de una olimpiada a la campeona panamericana, lugar 12 y ocho en las dos justas olímpicas anteriores, así nomás.

“La furia que sentía no me permitió frustrarme sino que, por el contrario, operé en sentido opuesto…”

Esta aguerrida mujer no descuidó aspecto alguno de su vida: se casó recién regresó de su aventura olímpica en Roma 1960; en la actualidad está cerca de cumplir sus bodas de oro matrimoniales, tiene tres hijos y ocho nietos.

Comenta que equilibró su tiempo para no descuidar la educación de sus hijos, el golf y el tenis (otras pasiones de su vida) y ser dirigente deportiva, entre otras actividades.

Sobreponerse al golpe dado por Clark Flores, le valió ser la primera mujer miembro permanente del Comité Olímpico Mexicano (COM); primera integrante del comité ejecutivo del mismo; primera presidenta de la Confederación Mexicana de Esgrima y lo más trascendente: la primera mexicana en obtener una medalla olímpica, el 20 de octubre de 1968.

Vayamos a la olimpiada del 68. Según cuentan los testigos, la medalla que parecía segura estaba en el deporte nacional: el futbol. ¿Qué creen? Acertaron, nada de nada, ni bronce. En aquella ocasión, los cojines arrojados por el público escondieron el césped del Estadio Azteca.

La aparente sorpresa fue Pilar Roldán. Solitaria, sin publicidad, compitiendo en un deporte desconocido en el país, casi aislada con su determinación y su nuevo entrenador, el polaco Jerzy Buczak.

La sala de armas Fernando Montes de Oca de la Magdalena Mixhuca, donde también compitió su hermana Lourdes, fue el inmueble que albergó a los miles de fanáticos del país y del extranjero que admiraron la destreza de Pilar. No sabían que ella sufría: “… tratando de sobreponerme a una inexplicable crisis nerviosa que me atacó horas antes de la competencia y que me hizo llorar desde que me desperté… Algo estaba ahí, asfixiándome; tal vez me angustiaba el temor de perder todo en un instante… “

Sin embargo, Pilar señoreó con el talento de sus 28 años en la sala de armas para levantarse con la medalla de plata. Otro burócrata, el presidente de la Federación Mexicana de Esgrima, David Romero Vargas, en plena competencia se burlaba “¿Una medalla? No hay que hacerse ilusiones”.

¿En algo habremos cambiado? Una indigna y similar situación vive la esgrimista mexicana Nataly Michel, considerada heredera de glorias de Pilar Roldán. Con menos de 20 años, ha ganado en México y en los juegos Centroamericanos y del Caribe.

Un brevísimo parpadeo: el Papa ofrece disculpas en Estados Unidos por los indignantes casos de pederastia. Parece un buen comienzo.

Un breve parpadeo: Javier Corral, en su entrega de la semana pasada a EL UNIVERSAL pone de manifiesto un nuevo agravio a los ciudadanos, esta ocasión por el caso UNEFON. El ejecutivo federal demostrará su compromiso en la lucha contra la corrupción. ¡Urge!

El Universal (24 de Abril de 2008)
    H O M E P A G E