Make your own free website on Tripod.com
Ir a Principal

   N O T A   

 Nota facilitada por: Jessy




 

DESDE ITALIA, UN GUIÑO DE SOLIDARIDAD

El ombligo de Venus
Edith González Fuentes
29 de Mayo de 2008

El club italiano Fans de Edith González, le escribió a mi hermano, por correo electrónico:

“Querido Víctor Manuel, te escribo para testimoniar nuestro cariño a Edith y a toda tu familia. Me enteré que Mi Guía publicará el acta de nacimiento de Constanza y me imagino lo que ustedes, la familia, están sintiendo.

Como mujer, siento que se lesionó la dignidad de otra con un acto tan bajo, y como madre, siento que no se cuidó a Constanza. ¡Es un acto de violencia injustificada y vil! ¡Mi país tiene muchos defectos, pero ésto nunca podría pasar aquí sin consecuencias legales graves! Y, sobre todo, ningún periódico lo haría porque está prohibido por la ley.

“Nosotras estamos al lado de Edith con este amor que no se ve… que sólo se puede sentir, a pesar de la distancia.

“Te abrazo con respeto y cariño, también a nombre de Paty, de Argentina, y ¡de todas las Gonzalitas que quieren a Edith!, Daria.”


Sin comentarios, simplemente, gracias, muchas gracias.


Leer a don Alfonso Reyes, es un ejercicio espiritual, entender a plenitud a este catador de la vida no es tarea sencilla, me imagino en un buen bar parisino conversando con él acerca de lo mexicano, de nuestra esencia, de nuestros pesares.

“A ver si la posteridad me perdona que le deje tanto papel”, dijo. El miembro de la Junta de Gobierno de la UNAM, de niño compuso a Francisco Bulnes:

“Allá en lontanaza/ venir se divisa/ una horrible panza/ que provoca risa/ es don Pancho Bulnes/ el viejo panzón/ que viene a cobrar/ la indemnización.”

Reyes,en el centenario del inicio de la gesta por la Independencia, en 1910, dijo: “El país, al cumplir un siglo de autonomía, se esfuerza por llegar a algunas conclusiones, por provocar un saldo, y pasar, si es posible, a un nuevo capítulo de su historia. Por todas partes se siente la germinación de ese afán.”

En la actualidad, la reforma del Estado está muriendo, falta un proyecto integral, objetivos claros y alcanzables, reformas que se planteen acabar con la miseria y la pobreza extrema; necesitamos escribir ese nuevo capítulo de nuestra historia con un país capaz de ser el germen de mexicanos con una sonrisa en la cara. Los festejos están a la vuelta de la esquina, comencemos la liberación en paz y con un proyecto incluyente.

Un breve parpadeo: al final del día, las voces que alertamos que la política económica iba a llevar al traste al campo, tuvimos razón. Cuidemos las decisiones con respecto a Pemex.

El Universal (29 de Mayo de 2008)
    H O M E P A G E